Buena o mala_caterogoria.jpeg


Nunca podemos estar seguro del sentido verdadero de las cosas que nos ocurren. A veces, aquello que tomamos por un suceso penoso nos trae luego beneficios inesperados. Otras, ocurre lo contrario: la alegría se torna tristeza o desgracia. ¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe...? Esta leyenda popular china sencillamente nos viene a decir eso..., que nunca sabemos si lo bueno se tornará malo o si lo que viene mal, acabará siendo favorable y beneficioso. ¿Quién sabe?

Ficha de audio /vídeo:
Texto: tradicional chino.
Narrador: Javier Merchante.
Ilustraciones: Alumnos de Alternativa del C.P. Josefa Navarro Zamora, 2013/14.
Músicas: Evan Le NY (Jamendo).











  • ¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién lo sabe?
  • (Cuento popular chino)
  • Una historia china habla de un anciano labrador que tenía un viejo caballo para cultivar sus campos. Un día, el caballo escapó a las montañas. Cuando los vecinos del anciano labrador se acercaban para consolarle, y lamentar su desgracia, el labrador les replicó:<<¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe?>> Una semana después, el caballo volvió de las montañas trayendo consigo una manada de caballos. Entonces los vecinos felicitaron al labrador por su buena suerte. Este les respondió: «¿Buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe?». Cuando el hijo del labrador intentó domar uno de aquellos caballos salvajes, cayó y se rompió una pierna. Todo el mundo consideró esto como una desgracia. No así el labrador, quien se limitó a decir: “¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe?». Una semana más tarde, el ejército entró en el poblado y fueron reclutados todos los jóvenes que se encontraban en buenas condiciones. Cuando vieron al hijo del labrador con la pierna rota le dejaron tranquilo. ¿Había sido buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe?